Educación Continua

Universidad de Santiago de Chile

Universidad de Santiago de Chile

Twitter icon
Facebook icon
LinkedIn icon

Congreso internacional de Educación Continua: Expertos coinciden en necesidad de un marco de cualificaciones que articule a las universidades

Con presencia de representantes de las 56 universidades de los trece países que integran la Red de Educación Continua de América Latina y Europa (Recla), se desarrolló la primera jornada del XXI Encuentro Internacional, organizado por nuestra Universidad. En su inicio, el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi valoró la educación permanente como “un mecanismo de justicia social centrada en el acceso al conocimiento, aunque limitada a la profesionalización, con una oferta universitaria acotada y una escasa reflexión a nivel de política pública”.

La Prorrectora de nuestra Casa de Estudios, Dra. Fernanda Kri advirtió que “debemos establecer una institucionalidad que sea coherente”.
Con presencia de representantes de las 56 universidades de los trece países que integran la Red de Educación Continua de América Latina y Europa (Recla), se desarrolló la primera jornada del XXI Encuentro Internacional, organizado por la Universidad de Santiago de Chile.
 
Con el Hotel Crown Plaza como escenario, en esta primera jornada los participantes centraron el análisis en el tema “Sociedad del conocimiento y la información: El Rol de la educación continua universitaria en el desarrollo”, instancia que fue inaugurada por el Rector de la Universidad de Santiago, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, quien valoró la educación permanente como “un mecanismo de justicia social centrada en el acceso al conocimiento, aunque limitada a la profesionalización, con una oferta universitaria acotada y una escasa reflexión a nivel de política pública”.
 
Además, la autoridad universitaria planteó la necesidad de “posicionar la educación continua al interior de nuestras instituciones como una función de docencia universitaria, que, al igual que el pregrado y el postgrado, se gesta en el conocimiento que se genera en las unidades académicas”.
 
Abordar problemas de alcance internacional
 
También se refirió al presente de la educación continua la presidenta de Recla, María Elena Cruz, rectora de la Universidad Tecnológica de Santiago, de Santo Domingo, quien afirmó que los desafíos del sistema de educación superior apuntan a enfrentar situaciones de desempleo o subempleos que afectarían, fundamentalmente, a los más jóvenes.
 
“La educación continua, por su naturaleza flexible y oportunidades de innovación, permite reaccionar en forma más rápida a esas demandas sociales. Ahí aparece el aporte de las universidades y, a la vez, su intervención en el ámbito de la responsabilidad social”, agregó.
 
En esa misma línea, en representación de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), que preside el Rector Juan Manuel Zolezzi, su director ejecutivo Álvaro Maglia esbozó la posibilidad de un trabajo conjunto entre Recla y esta red internacional, sustentado en la “necesidad de internacionalizar la educación continua, pues es imposible comprender la dimensión internacional de algunos problemas si no se los aborda internacionalmente”.
 

 
Marco nacional de cualificaciones
 
Por su parte, la Prorrectora de la Universidad de Santiago, Fernanda Kri, planteó durante su exposición “Evolución del sistema de educación superior en Chile y recorrido de la educación continua universitaria” diversos problemas y propuesta. “En Chile tenemos una nula legibilidad y transparencia de los títulos y grados respecto de las diferentes certificaciones, por lo que no hay ninguna claridad de cuáles son las cualificaciones mínimas que debe tener un egresado”, subrayó.
 
En ese sentido, apuntó a la “ausencia de un marco regulatorio y un norte como país de hacia dónde queremos ir con la educación superior, por lo que es difícil decir que tenemos un sistema. Solo tenemos instituciones que hacen su trabajo”.
 
Para ello, explicó que ante la necesidad de un sistema de educación superior, se requiere de una institucionalidad coherente, para lo cual resulta fundamental implementar un marco nacional de cualificaciones que establezca diferentes niveles en la educación superior y cómo se transita entre ellos. “Debemos definir explícitamente las necesidades de reconocimientos de aprendizajes previos formales, informales y no formales. Y que todos entendamos lo mismo por los diferentes niveles formativos", detalló.
 
Movilidad del conocimiento transfronterizo
 
Durante esta primera jornada también participó el coordinador del programa regional “Actores Sociales 2030” de la Unesco, Henry Renna, quien criticó la falta de una política pública que impulse el reconocimiento en Chile de los conocimientos que adquieren extranjeros en universidades de América Latina.
 
Al respecto, sostuvo que las casas de estudios superiores del país están en deuda respecto de la creación de un marco nacional de cualificación. “Las universidades chilenas además deben diseñar un marco regional de cualificación, que garantice la movilidad del conocimiento transfronterizo, reconociendo los títulos profesionales en los distintos países y donde las universidades públicas estén articuladas”, explicó, como parte del compromiso de la agenda intergubernamental que coordina el propio Renna.
 
Asimismo, la presidenta de la Red Nacional Alemanda de Educación Continua DGWF, Beate Hörr, se refirió a los conceptos asociados a la educación continua o permanente, señalando su papel para el desarrollo de la sociedad al considerar la importancia que tiene actualmente la formación en la inserción al mundo laboral. “Las universidades tenemos la obligación de transformar y explicar al resto del mundo qué hacemos y por qué. Eso también incluye los programas educativos para mayores”, concluyó.
 
Por Cristóbal Miranda Ríos y Fernando Seymour Dobud